vinos italianos y españoles

Las 5 diferencias entre los vinos italianos y los españoles

España e Italia siempre han sido considerados por el mercado internacional como países con características similares. Ambos bañados por el mar Mediterráneo, son productores relevantes de aceite de oliva y de vino.

Pese a sus muchas similitudes, los vinos italianos y españoles guardan grandes diferencias que conviene que tengas en cuenta a la hora de elegir un caldo apropiado para cada ocasión. En esta entrada hemos preparado algunas de esas diferencias entre los vinos de ambos países para que sepas distinguirlos.

Conoce las 5 diferencias que hay entre los vinos italianos y los españoles Clic para tuitear

Vinos italianos con buen sabor: cómo se categorizan

El sistema de clasificación de los vinos italianos los divide en distintas categorías según su calidad:

DOCG (Denominazioni de Origine Controllata e Garantita): son los vinos considerados de excelente calidad. Desde 1980 solo 15 vinos han entrado en esta clasificación.

DOC (Denominacione di Origine Controllata). Alude a vinos de una zona concreta elaborados con una técnica determinada y con un tipo de uva específico. De esta manera se respetan y protegen las tradiciones existentes y se potencian los vinos italianos con buen sabor.

IGT (Indicazione Geografica Tipica): es el símil francés de «vino del país». En su etiqueta indican la zona de la que son originarios, así como el tipo de vino.

VdT (Vino de Tavola). Este vino no lleva ningún tipo de especificación en su etiquetado y es considerado el de inferior calidad.

Clasificación de los vinos españoles de calidad

En España, el sistema de clasificación de los vinos se basa en su sistema de crianza, pero en ningún caso en la calidad del vino, habiendo vinos españoles de calidad excelente en todas las categorías. De hecho, muchas bodegas se están negando a incluir estas denominaciones en sus etiquetas, ya que los métodos con los que fabrican el vino no están recogidos en la ley:

Joven: pasa muy poco tiempo, o incluso nada, en barrica y se comercializa un año o dos después de ser cosechado. No es necesario almacenarlo y es recomendable consumirlo antes de los dos años. Estos vinos, por lo general, son más ligeros en boca, con matices más suaves y afrutados.

diferencias vinos italianos y españoles

Crianza: se pone a la venta al segundo año de ser cosechado, habiendo pasado al menos un año en barrica. Para consumir estos vinos con sus propiedades intactas es recomendable hacerlo en un plazo de entre cinco y diez años según las condiciones en las que hayan sido conservados. Debido a su tiempo en barrica, hablamos de vinos más complejos y con más matices de sabor que los jóvenes.

Reserva: igual que el vino de crianza, ha pasado un año en barrica, pero no se comercializa hasta los tres años.

Gran reserva: en teoría, se elabora solo en cosechas excepcionales. Se etiqueta tras haber permanecido dos años en barrica y tres en botella. Se trata de vinos con matices muy complejos, que necesitan ser oxigenados para desarrollar todos ellos antes de beberse.

¿Son los vinos españoles de calidad superior a los italianos? Descúbrelo en nuestra entrada Clic para tuitear

Precios

En la eterna competición entre los principales puestos por las exportaciones de vino entre España, Italia y Francia, Francia es el claro ganador con un precio por litro de unos 6,60 €.

Italia, pese a ser el tercer exportador en volumen, ocupa el segundo puesto en valor, ya que gana 3,12 euros por cada litro de vino vendido.

España, que se sitúa en el tercer lugar, es capaz de colocar sus botellas a 1,38 € el litro, un precio mucho menor que el de los otros dos ocupantes del podio. La explicación a esta diferencia de precio la veremos en el apartado siguiente, cuando analicemos los productos que más exporta cada país.

Tipos de vinos

La OIV divide los resultados de exportación e importación en 4 categorías que explican muy bien las fortalezas y debilidades comerciales de España e Italia en el mercado internacional del vino.

Por un lado, Italia lidera el mercado de los vinos espumosos con una media de 5 euros por botella. El proseco dobla las ventas del cava y el champagne a nivel internacional, colocando en el mercado en torno a 50 millones de botellas al trimestre.

diferencias entre vinos españoles e italianos

Para las exportaciones italianas, el proseco representa un 60 % del total del valor, lo que ha de hacerte entender que es una de sus principales fortalezas comerciales. Esto sube su precio medio de venta y, en consecuencia, su facturación bruta.

En el caso de España, nuestra principal fortaleza son los vinos a granel. Debido al sistema de clasificación, los precios son bastante homogéneos y la mayoría de nuestros vinos ofrecen una excelente relación calidad-precio.

Precisamente por este motivo, pese a su liderazgo absoluto en volumen ocupa la tercera posición en valor. El vino que España vende mejor en el extranjero es vino de muy buena calidad a bajo precio.

¿Crees que los vinos italianos con buen sabor no hacen sombra a los españoles? Aprende sus diferencias Clic para tuitear

Posicionamiento en el mercado internacional

En el mercado internacional, los vinos italianos están posicionados como vinos refrescantes y burbujeantes, fáciles de consumir a cualquier hora a un precio razonable.

En el caso español es más difícil encontrar un posicionamiento definido, ya que el mercado que lidera (el del vino a granel) le permite menos visibilidad comercial. Dentro del sector vinícola, el vino español tiene fama de una excelente calidad a un precio asequible.

Las adaptaciones del vino

Tanto en Italia como en España el vino no es solo importante en la exportación sino también en el día a día, ya que forma parte de los hábitos de consumo de gran parte de la población. En ambos países es popular el consumo de vino en las comidas, e incluso se han desarrollado combinaciones populares con vino que se consumen diariamente en reuniones sociales.

En el caso de Italia encontramos el Aperol, un vino blanco que se sirve mezclado con soda, una aceituna y hielo. En España, dos de los combinados más populares con vino son el tinto de verano, vino mezclado con gaseosa o limonada, y la sangría, bebida que mezcla frutas, gaseosa y vino, muy apreciada entre los visitantes extranjeros.

Como conclusión, podemos decir que los vinos italianos y españoles son de excelente calidad, ya que la producción de estos forma parte de su cultura desde hace siglos. Respecto a las calidades, sabemos que no son comparables, por lo que la mejor manera de saber cuál es tu vino preferido es probar distintos tipos y denominaciones de origen hasta que des con el ideal.

imagen

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies